miércoles, 28 de septiembre de 2011

Mi paso es pausado.


Y si mi paso es pausado no es por nada especial, sino que quiero mirar el paisaje. Quiero observar todo lo que perdí entre el caos de la ciudad, las noches fuera de casa y el alcohol a las 8 de la mañana. Me gustaría que la gente que entra en mi vida pudiera conservarla 10 años más, hasta cuando pueda derretirme con esas cosas pequeñas que llamamos niños. Quiero ver como la gente a la que le entrego parte de mi alma crece por dentro, llega bien a casa y sonríe el día de su cumpleaños. Quiero ver como mis personitas, cuando no sepan donde están, sean conscientes de que estaré ahí para sujetarles con toda mi fuerza.

Mi paso es pausado porque tengo una fina línea que sale de mi cabeza y que marca el norte. Y ahora, nada ni nadie, me hará salir del camino.

2 comentarios:

  1. Un paso pausado, considerando y acogiendose de los que nos rodean.
    Me gusta :)
    Gracias por escribir, un saludo.

    ResponderEliminar